Demandas por vulneración del derecho al honor, intimidad e imagen

Abogado derecho al honor, intimidad e imagenEn Del Río Abogados somos especialistas en articular demandas o defender procesos por vulneración del derecho al honor, intimidad y propia imagen de las personas.  En los últimos tiempos, nuestros logros contra conocidos medios de prensa escrita y contenidos audiovisuales han tenido eco a nivel nacional, desarrollándose una paulatina especialización en este ámbito del artículo 18 de la Constitución Española, tanto a nivel civil como penal. Las indemnizaciones para el demandante son cuantiosas y acordes al poder de difusión del medio en cuestión.

La reciente STC 12/2012,establece que:

«En definitiva, la intromisión en los derechos fundamentales de terceros resultante del ejercicio de la libertad de información sólo será legítima en la medida en que la afectación de dichos derechos resulte adecuada, necesaria y proporcionada para la realización constitucional del derecho a la libertad de información. Por lo tanto, allí donde quepa acceder a la información pretendida sin necesidad de colisionar con los derechos referidos, queda deslegitimada, por desorbitada o desproporcionada, aquella actividad informativa innecesariamente invasora de la intimidad o la imagen ajenos”.

El honor es un bien jurídico con reconocimiento internacional en el art. 12 de la Declaración Universal de Derecho Humanos de 1948 así como en el art. 10 del Convenio Europeo de 1950y el art. 17 del Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos  de 1966. E nuestra Constitución se recoge en el ya citado at. 18. Como extensión de lo anterior el art. 7.7 de la reiterada Ley 8/1982 establece que el honor es la buena reputación, la cual consiste en la opinión que las gentes tienen de una persona y que el denominador común de todos los ataques, en el ámbito de la protección de este derecho, es el desmerecimiento en la consideración ajena.

Es preciso resaltar que, según lo establecido en el art. 18 de la Constitución, el amparo que confiere el derecho a la intimidad, alcanzaría a todas aquellas manifestaciones de la vida de una persona que constituyen su esfera más personal en sus tres manifestaciones: la personal, la familiar y la social, en cuanto sirven para cumplir las finalidades de autodefensa, autorrealización personal y formación de vínculos afectivos, concediendo al sujeto un conjunto de facultades que le permiten preservar dichas facetas del conocimiento ajeno y controlar la obtención de datos personales que pertenecen a esa esfera y aquellos otros que, aunque no estrictamente íntimos, pueden contribuir a la configuración de su perfil psicológico, pese a que tales informaciones, analizadas de forma aislada, puedan carecer de trascendencia. En este sentido la STC 99/2002 de 6 de mayo 2002 establece que:

« … el derecho a la intimidad tiene por objeto garantizar al individuo un ámbito reservado de su vida, vinculado con el respeto de su dignidad como persona (art. 10.1 CE), frente a la acción y el conocimiento de los demás, sean éstos poderes públicos o simples particulares. De suerte que el derecho a la intimidad atribuye a su titular el poder de resguardar ese ámbito reservado, no solo personal, sino también familiar (SSTC 231/1988 de 2 Dic. y 197/1991 de 17 Oct.), frente a la divulgación del mismo por terceros”.

Si usted, o un ser cercano, se ha visto inmerso en una afrenta contra su honor, intimidad o propia imagen; o por lo contrario ha sido acusado de tales actos , contáctenos. Podemos ayudarle.  
DR ABOGADOS  BARCELONA
Por | 2018-01-21T11:07:03+00:00 noviembre 27th, 2014|Servicios Jurídicos|Comentarios desactivados en Demandas por vulneración del derecho al honor, intimidad e imagen