Abogado custodia compartida

Abogado custodia compartida

En Del Río Abogados abordamos procesos sobre custodia compartida a través de nuestro letrado especializado, Jordi García

Cuando un abogado matrimonialista se enfrenta a un divorcio contencioso, e independientemente de que represente al marido o a la mujer, debe tener en cuenta que su trabajo no se va a limitar, sobre todo si existen hijos menores de edad, a ofrecer un servicio jurídico frío e impersonal, sino que a tenor de mi experiencia profesional de más de diez años en este campo del derecho se le debe exigir un plus, un extra que consiste en dotar a su trabajo de las características propias de un mediador familiar o un psicólogo.

Un abogado que lleva divorcios debe saber que se enfrenta a problemas que rozan la esfera más íntima de la persona, a relaciones de pareja que han terminado mal y donde los sentimientos están a flor de piel. En muchas ocasiones se han acercado a mi despacho clientes que me han exigido utilizar el divorcio como una arma combativa, como venganza contra su pareja por haberla abandonado haberla hecho sufrir. Mi postura profesional en ese caso siempre ha sido la misma: hacer comprender al cliente que un buen divorcio es el primer paso para una recuperación emocional, advertirle de que los hijos no son propiedad de ningún cónyuge y que el interés del menor debe estar por encima de cualquier afrenta personal. Un hijo tiene derecho a disfrutar tanto de su padre como de su madre. Esto no debe olvidarse bajo ninguna circunstancia. Yo hago bandera del  abogado custodia compartida.

En los casos en que mis consejos no han sido escuchados he decidido renunciar a mi cliente. Si la sintonía entre cliente y su abogado en los casos de divorcio no es buena, igual que sucede entre un psicólogo y su paciente, es mejor no seguir adelante. Antes de sentarse en la sala de un Juzgado deben agotarse todas las opciones para llegar a un acuerdo: negociar con el abogado contrario, hablar con los profesionales que se requieran o intentar una mediación profesional entre las dos partes. Solo cuando se agotan todas las vías debe recurrirse a un juicio donde las palabras que se van a escuchar pueden ser dolorosas. Y hay que tener en cuenta que las leyes que se han aprobado en los últimos años sustentan esta manera de actuar.

Cataluña fue de las primeras comunidades autónomas que modificó su legislación civil para que la custodia compartida fuera la norma y no la excepción partiendo siempre que el diálogo es el mejor camino. En este sentido se pronunció el Tribunal Supremo recogiendo el testigo el Gobierno de España que ha decidido legislar siguiendo el modelo catalán. En definitiva, el diálogo, la mediación y una cierta sensibilidad son requisitos indispensables para un abogado que participe en un divorcio contencioso y solo en los casos en que no es posible un acuerdo es cuando debe ofrecer todo su conocimiento profesional para obtener y defender en un juicio lo que su cliente le demande.

Si usted o un ser cercano, se ha visto inmerso en un procedimiento por estos delitos, contáctenos. Podemos ayudarle.

Jordi García Díaz

DR ABOGADOS BARCELONA

Por | 2018-01-21T11:06:49+00:00 enero 8th, 2015|Servicios Jurídicos|Comentarios desactivados en Abogado custodia compartida